jueves, 1 de abril de 2010

PREGUNTA Nro. 155 PROFECÍAS DE LA MADRE SHIPTON ¿Considera usted auténticas las profecías de la Madre Shipton?

PREGUNTA Nro. 155


PROFECÍAS DE LA MADRE SHIPTON

¿Considera usted auténticas las profecías de la Madre Shipton?


Respuesta: Medio siglo antes de que América fuese descubierta, “la Madre Shipton”, la
vidente de Yorkshire, profetizó el descubrimiento de una tierra desconocida en la cual abundaría
el oro. Ella vio los automóviles y ferrocarriles de hoy con los muchos accidentes que
causarían, el teléfono y el telégrafo, los buzos, los submarinos, las naves aéreas y los grandes
buques de hierro que han reemplazado a los barcos de madera. Ella previó las grandes
conmociones políticas del mundo, notablemente en Francia, su alianza con Inglaterra y una
amalgama de las razas anglosajonas lo cual todavía está por suceder a despecho de la presente
contienda. Ella contempló la emancipación del judío y su promoción a posiciones de
distinción, y la difusión sin precedentes de la cultura aun entre los de más baja condición,
terminando con la predicción de ciertas conmociones de la corteza terrestre por medio de la
cual tierras antiguas se sumergirán y nuevas tierras aparecerán, y en 1991 ella prevé el fin del
mundo.
Las profecías mencionadas en último término probablemente nos harán menear la cabeza
incrédulamente a la mayoría de nosotros, pero si pensamos un poco sobre el asunto la idea
puede ser que no parezca tan traída de los cabellos. Sabemos que en el pasado han tenido lugar
cataclismos en la tierra, y los terremotos y las erupciones volcánicas nos demuestran que las
actividades subterráneas no se han suspendido de ningún modo. El que escribe ha visto por un
cierto número de años grandes cavernas subterráneas llenas de petróleo y gas que se extienden
en una dirección general desde El Maine del continente americano en dirección sudoeste, bajo
el sur de California y se prolonga bastante lejos en el Sur del Océano Pacífico. La explosión de
estas cavernas haría una gran grieta en la tierra.
Al mismo tiempo hemos visto un arquetipo en proceso de construcción que muestra la forma
que tendrá la tierra en ese lugar cuando un cataclismo, o una serie de cataclismos hayan
alterado la presente forma de este continente y el océano adyacente. Tal vez sea arriesgado
fijar el tiempo en que comenzará esta reconstrucción de la tierra, pero el arquetipo o matriz
moldeado en materia mental, que representa el pensamiento creador del Gran Arquitecto y Sus
constructores, parece estar tan a punto de completarse que, a juzgar por el progreso hecho durante
los años que el que escribe ha observado su construcción, no parece arriesgado decir que
a mediados del presente. siglo (1950), si no antes, habrán comenzado los cataclismos. No es
del todo increíble que pueda haber uno de tal magnitud en 1991 que la antigua vidente
estuviere justificada en creerlo el fin del mundo. Sin embargo el que escribe piensa que es prematuro
suponer que los cataclismos comenzarán a mediados de siglo. Sólo el tiempo puede
decidir, pero sí es cierto que han estado haciéndose preparaciones para un gran cambio durante
siglos y que ahora están casi completos en el mundo invisible. Por lo tanto, podemos esperar
ver pronto cumplida la profecía de la Madre Shipton con relación a este asunto, así como se
han cumplido los mencionados al principio de nuestra nota.
Transcribimos la profecía para que nuestros lectores puedan juzgar por sí mismos.

Carriages without horses shall go,
And accidents fill the world with
Primsore Hill in London shall be,
And in its center a Bishop's See;
Around the word thoughts shall fly
In the twinkling of an eye;
Water shall great wonders do.
How strange! yet shall be true,
Tile world upside down shall be,
And gold found at the root of trees;
Through hills man shall ride,
And no horse or ass by his side;
Under water men shall walk,
Shall ride, shall sleep, shall talk.
In the air men shall be seen,
In white, in black, and in green.
A great man shall come and go!
Iron in water shall float
As easy as a wooden boat,
And gold shall be found
In a land that's not now known.
Fire and water shall more wonders do,
England shall at last admit a Jew;
The Jew that was held in scorn
Shall of a Christian be born.
A house of glass shall come to pass
In England, but alas!
War will follow with the work
In the land of the Pagan and Turk,
And State and State in fierce strife
Will seek each other's life.
But when the North shall divide to South,
An eagle shall build in the Lion's mouth.
Taxes for blood and for war
Shall come to every door.
Three times shall lovely France
Be led to play a bloody dance,
Before her people shall be free,
Three tyrant rulers shall she see -Each sprung from different dynasty;
Then, shall the worser fight be done,
Engand and France shall be as one;
The British olive next shall twine
In marriage with the German Vine.
Men shall walk over rivers and under Rivers.
All England's sons that plough the land
Shall be seen book in hand;
Learning shall so ebb and flow,
The poor shall most wisdom know.
Waters shall flow where corn doth grow.
Corn shall grow where waters doth flow;
Houses shall appear in the vales below.
And covered by hail and snow.
The world then to an end shall come,
Nineteen hundred and ninety-one.

Traducción:

Carruajes sin caballos marcharán
Y los accidentes llenarán al mundo de dolor,
Una colina amarilla en Londres habrá,
Y en su centro una Sede Episcopal;
Alrededor del mundo volarán los pensamientos
En un abrir y cerrar de ojos;
El agua hará grandes maravillas
¡ Qué extraño! Y sin embargo será cierto,
El mundo estará en confusión,
Y se hallará oro en la raíz de los árboles;
A través de las colinas el hombre viajará,
Y sin caballo ni asno viajará;
Bajo el agua los hombres andarán
En el aire los hombres serán vistos,
En blanco, negro y verde.
Un gran hombre vendrá y se irá!
El hierro en el agua flotará
Tan fácil como un bote de madera,
Y oro será encontrado
En una tierra desconocida.
El fuego y el agua más maravillas harán.
Inglaterra al fin admitirá un judío;
El judío a quien siempre se desdeñaba
De una cristiana nacerá.
Una casa de cristal habrá de haber
En Inglaterra, pero ¡ay!
La guerra seguirá con el trabajo
En la tierra del Pagano y del Turco,
Y estado y estado en feroz lucha
Buscarán la vida del otro.
Pero cuando el Norte divida al Sur,
Una águila construirá en la boca del León.
Tasas por sangre y por guerra
A cada puerta vendrán.
Tres veces la amable Francia
A bailar una sangrienta danza será llevada
Antes de que su pueblo sea libre
Tres gobernantes tiranos ella verá
Tres gobernantes en sucesión verán
Cada uno de diferente dinastía;
Luego será hecha la peor lucha,
Inglaterra y Francia serán como una sola;
El olivo británico se unirá
En matrimonio con la vid alemana.
Los hombres caminarán sobre los ríos y bajos los ríos.
Todos los hijos de Inglaterra que aran la tierra
Serán vistos libros en mano;
La instrucción así subirá y bajará
El pobre conocerá más sabiduría
Las aguas fluirán donde el grano crece.
El grano crecerá donde las aguas fluyen;
Casas aparecerán abajo en los valles
Y serán cubiertas de granizo y nieve.
El mundo entonces a un fin vendrá
En mil novecientos noventa y uno.

***

del libro "Preguntas y Respuestas" Tomo Segundo, de Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario