jueves, 8 de abril de 2010

PREGUNTA Nro. 14 ESTADO POST-MORTEM DE UN BORRACHO Se dice en el Concepto Rosacruz del Cosmos que el borracho, en la región inferior del Mundo del D

PREGUNTA Nro. 14

ESTADO POST-MORTEM DE UN BORRACHO

Se dice en el Concepto Rosacruz del Cosmos que el borracho, en la región inferior del Mundo
del Deseo no puede gratificar sus deseos, pero también se dice que los Espíritus en el Primer
Cielo, que está localizado en el Mundo del Deseo superior, pueden realmente moldear la
sustancia de deseos en un medio ambiente verdadero de conformidad con sus deseos e ideas.
¿Por qué el borracho no puede hacer tal cosa en el Mundo del Deseo inferior, y crear
condiciones reales del vicio, apropiadas a su temperamento?


Respuesta: Ha sido notado por muchos estudiantes del Concepto Rosacruz del Cosmos que
éste siempre se anticipa y responde a las preguntas que puedan presentarse en la mente del
lector, y si va a la página 38, puede leer: "En la más sutil y rarificada sustancia de las tres
Regiones superiores del Mundo del Deseo, la fuerza de atracción tiene total dominio, pero ésta
también está presente en algún grado, en la materia más densa de las tres Regiones inferiores,
donde trabaja en contra de la fuerza de repulsión que allí predomina. La fuerza desintegrante
de Repulsión destruiría pronto cualquier forma que llegara a estas tres regiones, de no ser por
esa otra fuerza que la equilibra. En la región más densa o inferior, en donde es más fuerte,
desgarra y destroza las formas allí construidas, en una forma espantosa de ver. Sin embargo,
no es una fuerza vandálica. Nada en la naturaleza lo es. Todo lo que parece serlo trabaja en
realidad para el bien. Y lo mismo sucede con esta fuerza en su trabajo en la región más
inferior del Mundo del Deseo. Las formas encontradas aquí son creaciones demoníacas,
construidas por las más groseras pasiones y deseos del hombre y de la bestia.
"La tendencia de todas las formas en el Mundo del Deseo es atraer hacia sí todo lo que pueden
de una naturaleza semejante, y así es como crecen". Si esta tendencia a la atracción
predominase en las más bajas regiones, el mal crecería como la cizaña. Reinaría en el Cosmos
la anarquía en lugar del orden. Esto es impedido por el preponderante poder de la fuerza de
Repulsión en esta Región. Cuando una forma de deseo grosero es atraída hacia otra de la
misma naturaleza, hay inarmonía en sus vibraciones, por lo cual resulta que una tiene un
efecto desintegrante sobre la otra. Así, pues, en lugar de unirse y amalgamarse el mal con el
mal, actúan con mutua destructividad, y en esa forma el mal en el mundo es conservado
dentro de límites razonables. Cuando comprendemos las operaciones de estas fuerzas gemelas
en este respecto, estamos en posición de comprender la máxima oculta que dice: "Una mentira
es asesino y suicida en el Mundo del Deseo".
En realidad, los borrachos en el Mundo del Deseo, generalmente intentan fabricar la bebida
que ansían, una vez que han aprendido que es posible moldear la sustancia de deseos convirtiéndola
en lo que uno quiera; pero todos ellos declaran, unánimemente, que las bebidas
fuertes, o las drogas que así fabrican, no producen satisfacción. Pueden imitar el gusto
perfectamente, pero la bebida hecha así no tiene poder para embriagarlos. Lo más cercano que
pueden alcanzar satisfacción de una bebida real, es introducir sus cuerpos en los de los
borrachos que aún viven en el mundo Físico. Por consiguiente, continuamente están rondando
por las cantinas, y esforzándose para que los que las frecuentan tomen una dosis excesiva de
esos intoxicantes.
También dicen que obtienen considerable satisfacción de los vapores que despiden en el
aliento los borrachos en cuerpo físico, y entre más pesada y picante sea la atmósfera en las
cantinas, se acercan más a la satisfacción que están buscando. Si los pobres seres débiles que
frecuentan esos lugares, pudieran únicamente ver, y comprender las nauseabundas tácticas de
los réprobos invisibles que frecuentan tales sitios, seguramente sería un despertar que
probablemente ayudaría a aquellos que no están demasiado enviciados. para volver sobre sus
pasos al camino de la decencia y del vivir honrado. Pero gracias a Dios, a los borrachos
visibles como a los invisibles les es imposible crear un lugar de vicio en la sustancia de
deseos, debido a que la fuerza de Repulsión tiende a destruirlo tan pronto como lo logran
producir.

***

del libro "Filosofía Rosacruz en Preguntas y Respuestas" Tomo Segundo, de Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario