jueves, 1 de abril de 2010

PREGUNTA Nro. 156 EL RAYO REGENTE En el Cosmos se afirma lo siguiente: "Todas las escuelas ocultas pertenecen a uno de los siete Rayos planetarios,

PREGUNTA Nro. 156

EL RAYO REGENTE

En el Cosmos se afirma lo siguiente: "Todas las escuelas ocultas pertenecen a uno de los siete
Rayos planetarios, y uno puede asociarse únicamente a la escuela del Rayo al cual pertenece".
¿A cuál Rayo pertenece la Fraternidad Rosacruz? ¿Significa esto que cualquiera que solicite
admisión en ella, si no es del mismo Rayo, es rechazado? La comprensión de este punto se
vuelve todavía más difícil por la afirmación hecha, creo que en los libros de astrología, de que
no conocemos a nuestro Astro-Padre sino hasta la ultima Iniciación.


Respuesta: Hay dos clases de gente en el mundo, de las cuales se habla en la Leyenda
Masónica como los Hijos de Seth y los Hijos de Caín, que están representados en nuestros
tiempos modernos por la Francmasonería y el Catolicismo, Estado y sacerdocio; los que
escuchan la voz del cerebro y siguen al intelecto, y los que obedecen la voz del corazón y
siguen sus emociones y sentimientos. Los Hijos de Seth, corriente de humanidad que marcha
por el sendero devocional y siguen su religión en cualquier país que puedan estar, no se ponen
en contacto con ninguna Escuela de Misterios en ningún tiempo de su existencia. Ellos han
seguido a sus Maestros espirituales, dóciles como ovejas, como fluye el agua tranquilamente
por un canal artificial y entre sus líderes, desde el tiempo de Abel el pastor, encontramos
grandes luminarias, como Salomón, quien luego renació como Jesús y es ahora el pilar
espiritual invisible de la Iglesia, la cual finalmente guiará al puerto del Reino de Cristo. Esta
gente son los prototipos divinos, Adán y Eva, creados por Jehová, el regente de la Luna, reina
de las aguas del mundo y de las emociones de los hombres.
La otra corriente de humanidad, llamada los hijos de Caín, es aquella clase en la cual la
esencia divina, el Ego, la hace sentirse como un fuego consumidor. El instinto creador original
es fuerte dentro de ellos, porque cuando la humanidad estaba en su cuna, ellos escucharon la
voz de los Espíritus de Lucifer y comieron del Árbol del Conocimiento; por lo tanto se convirtieron
en iluminados. La mente prosperó a expensas del corazón, y de Caín, Tubal-Caín y
Matusalem han descendido todos los artesanos del mundo. Fueron ellos los que construyeron
el Templo de Salomón bajo la dirección de Hiram Abiff, el Maestro Masón, quien luego
renació como el “Hijo de la Viuda” de Nain, resucitado (levantado) por la poderosa garra del
León de Judá, y está ahora trabajando a través de la industria y de la política bajo el nombre de
Christian Rosenkreutz para llevar a los suyos al Reino de Cristo, al cual se unirán las dos
corrientes -donde no habrá sacerdotes ni reyes- sino uno, a saber, Cristo, que hará el dual
oficial de Rey y de Sacerdote.
En cada vasta compañía de hombres hay siempre algunos que marchan hacia atrás y otros
hacia adelante, y podemos encontrar individuos, pertenecientes a cada una de estas dos corrientes
de humanidad entre los tipos más bajos como entre los pueblos más altamente
civilizados de la tierra. A lo largo de todo el sendero de evolución, hay, como pudiéramos
decir, portales que conducen al sendero de Iniciación y que cualquiera que tenga la llave que
les corresponde, pueden abrir. Las cerraduras son diferentes en los diferentes puntos de la
evolución, y se están volviendo más complicadas, porque todos estamos ahora aprendiendo,
por medio de la evolución, lecciones que fueron enseñadas en las edades pasadas en el proceso
de la Iniciación en las Escuelas de Misterios.
En cada vida nacemos con un nuevo horóscopo. Nuestro Ascendente y los planetas serán muy
diferentes en cada vida de acuerdo con las lecciones que tengamos que aprender y las deudas
del pasado que tengamos que liquidar. En una vida podemos tener a Marte como regente; otra
vida puede estar regida por Venus, o por cualquiera de los planetas. Ha sido designado que el
Espíritu debe aprender todas las cosas con el fin de llegar a ser perfecto, y por lo tanto debe
evolucionar balo la influencia de todos los planetas con objeto de que todo en su naturaleza se
equilibre uniformemente. No obstante, la marca de nuestro Astro-Padre o Fuego-Padre, está
siempre allí, y esto hace que uno que es inherentemente un Espíritu marcial sea diferente de
uno que viene del rayo de Júpiter, aunque sus horóscopos puedan ser completamente
similares, tal vez, en el caso de los gemelos.
Los niños nacidos con la misma Hora Media de Greenwich en Madrid, Nueva York u
Honolulu, serán de tipos ampliamente diferentes, marcados por sus peculiaridades nacionales
y raciales, y sin embargo sus horóscopos serán muy semejantes. Esto nos ilustra el hecho de
que no es el horóscopo en sí mismo lo que cuenta, sino la influencia invisible que se debe a la
identidad del Fuego-Padre o Astro-Padre; y cuando un hombre o mujer está listo para entrar
por la puerta o sendero que le conduzca a la Escuela de Misterios, él o ella sentirán la influencia
espiritual correcta a través del color básico del aura. Si esta atracción es seguida, le guiará
con seguridad al lugar verdadero, en el cual no será rechazado.
Generalmente hablando, puede decirse que todos los habitantes del Mundo Occidental
pertenecen a la Escuela de Misterios Occidental de los Rosacruces, y que cometen un error
cuando se esfuerzan por entrar a una escuela que pertenezca o enseñe la filosofía oriental.
Cuando Moisés sacó a los israelitas de Egipto, la tierra del Toro, en la cual el animal era
adorado cuando el Sol por presesión estaba en el signo de Tauro, dio al pueblo que estaba bajo
su dirección, un nuevo símbolo: el Cordero. Desde el tiempo en que el Sol por presesión pasó
a través del signo de Aries, el Cordero, ha sido una idolatría adorar al Becerro de oro (Tauro),
o inclinarse ante las serpientes o escorpiones, que eran los sacerdotes de aquella dispensación
(porque Escorpio es el signo opuesto a Tauro) - Luego vino Cristo, el Cordero de Dios así
llamado, a inaugurar una nueva religión; y oímos hablar de un juicio que tendrá lugar cuando
El vuelva de nuevo bajo el signo de Libra, las pesas, que es el opuesto a Aries, a juzgar a todo
el mundo.
Más tarde, por presesión, el Sol pasó a través del signo de Piscis, los peces, y por dos mil años
hemos estado absteniéndonos de carne en ciertos días y comiendo pescado, mientras adorábamos
al signo opuesto, Virgo, la inmaculada Virgen. Ahora el Sol está entrando, por
presesión, dentro de la órbita del signo celestial de Acuario, el Hijo del Hombre, y en la Edad
de Acuario venidero mantendremos una norma enteramente diferente de la que hasta el
momento hemos tenido. En realidad debemos aprender a adorar al Cristo Interno, y este
Cristo no es el mismo para cada uno de nosotros. La diferencia es el Rayo básico planetario
que está en todos y cada uno de nosotros. Así es que existe el Rayo horoscópico, gobernado
por el planeta que es regente del horóscopo en cada vida; existe el Rayo individual que es gobernado
por el subrayo de nuestro Fuego-Padre o Astro-Padre; y, finalmente, existe el Fuego-
Padre o Rayo mismo. Este último es el que no es revelado hasta la última Iniciación. Nuestro
Rayo individual nos es descubierto al tiempo en que recibimos la instrucción del discipulado,
y el Rayo horoscópico es evidente tan pronto como calculamos el horóscopo y sabemos cómo
leerlo.
Para aclarar este punto desde otro ángulo, ilustrémoslo por medio de colores. Hay siete colores
en el espectro; rojo, anaranjado, amarillo, etc. Pero dentro del rojo encontraremos también
siete subrayos que son el rojo-rojo, el rojo-naranja, el rojo-amarillo, etc. Lo mismo con el
Rayo amarillo encontraremos allí amarillo-rojo, amarillo-amarillo, etc. Similarmente bajo el
Rayo de Marte hay algunos que son Marte-Saturno, otros que son Marte-Sol, otros también
que son Marte-Venus, y así sucesivamente. Marte es entonces el Astro-Padre, mientras que el
nombre del otro planeta designa el Rayo individual, y por lo tanto encontramos en las Escuelas
de Misterios de todo el mundo, gente que ha nacido con uno de los doce signos saliendo y uno
de los planetas rigiendo. También gente con Rayos individuales del Sol, Venus, Marte,
Mercurio, etc., se encuentran en las Escuelas de Misterios, tanto orientales como occidentales.
Pero la Escuela de Misterios misma está coloreada por la profunda y predominante influencia
del Fuego-Padre, el Astro-Padre bajo el cual tuvo origen.
Usted comprenderá que como el Fuego-Padre no es revelado sino hasta la última Iniciación,
esta naturaleza básica de cualquier Escuela de Misterios no puede ser dicha abiertamente en
público. Pero usted debe diferenciar entre la Escuela de Misterios y una asociación tal como la
Fraternidad Rosacruz y otras sociedades afines, que son sólo escuela preparatorias para sus
respectivas órdenes ocultas. Escuelas tales como la Fraternidad Rosacruz y organizaciones
afines estarían naturalmente dominadas por la influencia planetaria procedente de la fuente
principal. Ésta, por lo tanto, no puede ser dada.
Hay gente en derredor que pretende saberlo todo y que sonríe misteriosamente, o da
información falsa que no puede ser controvertida y probarse que es falsa porque es
concerniente a los secretos de la Iniciación. El que escribe adoptó la regla de decir
honestamente y sin titubeos cuando se le hacía una pregunta a la cuál él no podía dar una
respuesta: Yo no se. Hacer profesión de omnisciencia es equivalente a hacer profesión de
divinidad. Si bien el que escribe ha encontrado gran número de "profesores", ha encontrado
muy pocos "poseedores; y usted tendrá que aguardar la respuesta a esta pregunta hasta que
llegue al punto adecuado en la Iniciación.
Aun en el caso del Rayo individual que se da a los discípulos al tiempo en que entran a la
senda del discipulado, se ha encontrado que personas que han nacido bajo el signo de Géminis,
por ejemplo, que se supone regido por Mercurio, tenían en su Rayo individual todos los
otros diferentes planetas; y lo mismo con cada uno de los otros signos. El que escribe se ha
ocupado en un tiempo en estudiar el asunto y esforzado para hallar una regla, pero ha
resultado absolutamente inútil. Existe únicamente una explicación, dada por los Hermanos
Mayores, en el sentido de que el rayo individual es retenido por el Espíritu a través de toda la
serie entera de sus vidas, y perfectamente independiente de los Rayos horoscópicos que
cambian de acuerdo con su nacimiento, ambiente, y las lecciones a aprender en cada vida.

***

del libro "Preguntas y Respuestas" Tomo Segundo, de Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario