miércoles, 7 de abril de 2010

PREGUNTA Nro. 48 PROTECCIÓN CONTRA EL VAMPIRISMO Yo siempre he sido débil y anémico, y encuentro que otras personas vampirizan mi fuerza.

PREGUNTA Nro. 48

PROTECCIÓN CONTRA EL VAMPIRISMO

Yo siempre he sido débil y anémico, y encuentro que otras personas vampirizan mi fuerza.
¿Debo cesar de ayudar a los enfermos por medio de la concentración en ellos, o puede usted
darme algún medio seguro de protección? Sé de varias personas que serían ayudadas por
medio de su respuesta.


Respuesta: Si usted estudia lo que se dice en las páginas 78 y 79 del Concepto Rosacruz del
Cosmos acerca de la forma en que son generados los pensamientos en la mente, y luego son
proyectados sobre otros para llevar a cabo su objeto, aprenderá mucho con relación a la
ciencia de la concentración y cómo hacer la obra que usted está tratando de realizar por la
humanidad. Al mismo tiempo usted debe comprender que las formas de pensamiento que
emite con el propósito de ayudar a los demás toman consigo solamente una pequeña parte de
su cuerpo de deseos, la cual es inmediatamente reemplazada por materia de deseos de un
grado aún más elevado que la que se proyectó, debiéndose esto a la alta vibración generada
siempre por el esfuerzo inegoista. Sin embargo, esto no sustrae nada de su cuerpo vital, de la
condición del cual depende la salud del cuerpo físico.
Así es que usted nunca es vampirizado por el hecho de concentrarse sobre alguien cuando se
halle solo, pero el contacto con otra gente es lo que puede dañarle si usted se encuentra débil.
Si usted es suficientemente sensitivo probablemente sabe quien le está robando su fuerza, y
cuando esté en presencia de tal persona es mejor conservarse a unos cuantos pies de distancia
de ella, si es posible. Si usted está sentado en una habitación hablando con esta persona, cruce
sus piernas a la altura de sus tobillos y cierre sus manos entrecruzando los dedos; Así forma
un circuito magnético en sí mismo, porque cuando sus pies están firmemente plantados sobre
el piso, usted se pone en relación magnética con cualquier persona que esté cerca de usted.
Estas medidas son, sin embargo, sólo precauciones que puede usar con ventajas hasta que
usted esté libre. Esta debe ser su principal preocupación porque es inútil aplicar tratamiento
paliativos para el efecto, cuando la causa está presente todavía. De acuerdo con las
condiciones que podemos ver por medio de su carta, usted necesita hierro y éter. Si le es
posible obtener leche fresca, acabada de ordeñar de la vaca, tal cosa será una gran ayuda para
usted, porque entonces la leche está sobrecargada del saludable éter animal. Sin embargo, si
usted no puede conseguir esto, existen otros medios.
Con relación a su tamaño, las plantas tienen los cuerpos vitales más fuertes compuestos de los
dos éteres inferiores, que tienen que ver con la asimilación del alimento físico. Por consiguiente,
los vegetales verdes, aun cuando hayan estado en el mercado por algún tiempo, están
sobrecargados de éter. La lechuga, la espinaca, los tomates y las fresas se cuentan entre las
plantas que abundan en hierro. Si usted se abstiene de cocerlos, y los pone simplemente en
agua por una hora antes de las comidas para refrescarlos, en corto tiempo aumentará el éter de
su cuerpo y el hierro de su sangre. Entonces cesará de estar anémico y en peligro de ser
vampirizado.

***

del libro "Filosofía Rosacruz en Preguntas y Respuestas" Tomo Segundo, de Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario