miércoles, 7 de abril de 2010

PREGUNTA Nro. 46 EXTRACCIÓN DEL BAZO Ha llegado hasta mi la noticia del caso de una mujer que había sido operada para extirparle el bazo.

PREGUNTA Nro. 46

EXTRACCIÓN DEL BAZO

Ha llegado hasta mi la noticia del caso de una mujer que había sido operada para extirparle el
bazo. De acuerdo con las enseñanzas Rosacruces, el bazo es la puerta de entrada de las
energías solares que vitalizan el cuerpo y en la contraparte etérica de dicho órgano la energía
solar se transmuta en un fluido vital de un color rosa pálido, que desde allí se distribuye a través
del sistema nervioso. También sabemos que los rayos del Sol son, o transmitidos
directamente, o reflejados por los planetas, o por medio de la Luna. Los rayos directos del Sol
dan iluminación espiritual, los de los planetas producen inteligencia, moralidad y crecimiento
anímico. En un caso como el arriba descrito, ¿continuará la contraparte etérica haciendo su
trabajo después de que el órgano denso haya sido removido, o se desintegrará en la misma
forma que la contraparte etérica de un brazo o de una pierna que han sido amputados, y si es
así, cuál es el efecto sobre la persona operada?


Respuesta: Usted está en lo cierto en cuanto a lo que menciona de las enseñanzas Rosacruces,
excepto lo que dice de que la energía solar se transmuta en el bazo en un fluido de color rosa
pálido. El bazo es la puerta de entrada de las fuerzas solares, pero la transmutación de que
usted habla tiene lugar en el plexo solar, donde está situado el átomo simiente prismático del
cuerpo vital.
Con respecto a lo que pasa después de que el bazo es extirpado, le ayudará el recordar que el
cuerpo físico se acomoda por sí mismo a la alteración de las condiciones tanto como le es posible.
Si una herida en determinada parte del cuerpo impide que la sangre fluya por sus canales
normales, ella encuentra otro sistema de venas por medio del cual pueda completar su circuito.
Pero un órgano nunca se atrofia en tanto que pueda servir a un propósito útil. Lo mismo
sucede con el cuerpo vital compuesto de éteres. Cuando un brazo o una pierna han sido amputados,
la contraparte etérica de dicho miembro ya no es necesaria para la economía del
cuerpo, así es que gradualmente se desintegra. Pero en el caso de un órgano como el bazo, en
el cual la contraparte etérica tiene una función tan importante como la de ser puerta de entrada
para la energía solar, naturalmente que dicha desintegración no tendrá lugar.
Debe recordarse también que dondequiera que la enfermedad se manifiesta en el cuerpo físico,
la parte correspondiente del cuerpo vital adelgaza, enfermando en primer lugar, ya que ha sido
su fracaso no suministrar la necesaria energía vital, la que causó la manifestación de los
síntomas físicos de la mala salud. Igualmente cuando la salud retorna, el cuerpo vital también
es el primero en recobrarse, y esta convalecencia se manifiesta entonces en el cuerpo físico.
Por lo tanto, si el bazo físico se enferma. es una conclusión lógica que la contraparte etérica
también está en un estado subnormal de salud, y la conveniencia de extraer dicho órgano
quirúrgicamente es dudosa. Sin embargo, si esto se hace, el cuerpo tratará de acomodarse por
sí mismo a las nuevas condiciones, y el doble etérico del bazo continuará en sus funciones
como antes.

***

del libro "Filosofía Rosacruz en Preguntas y Respuestas" Tomo Segundo, de Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario