jueves, 1 de abril de 2010

PREGUNTA Nro. 150 EL PROPÓSITO DE LA EXISTENCIA FÍSICA Veo claramente cómo podemos aprender grandes lecciones con relación a esta expresión. física

PREGUNTA Nro. 150

EL PROPÓSITO DE LA EXISTENCIA FÍSICA

Veo claramente cómo podemos aprender grandes lecciones con relación a esta expresión.
física de la vida, pero no veo por qué el mundo físico es necesario para enseñarnos ética o
moral. Si fuese posible aprender ética y moral en los mundos superiores, entonces, ¿por qué
sería necesario un mundo físico, o lo que llamamos existencia física?


Respuesta: Sí y no. Todos los otros mundos no son físicos de ninguna manera, aun para
aquellos que los habitan. Es perfectamente cierto que uno siente el apretón de manos de un
amigo en los mundos invisibles exactamente como aquí, pero eso es porque pensamos
encontrar resistencia en la mano del amigo y la nuestra. Hacemos esto completamente de
modo inconsciente, por supuesto, pero el efecto es el mismo. El pensamiento presta resistencia
a nuestras manos, y nuestra mano se detiene en donde se encuentra con la del otro,
exactamente como seria detenida por la carne y el hueso sólidos aquí en este mundo. Sin embargo,
si no fuera porque pensamos que existe esta resistencia cuando le damos una palmada
en el dorso a nuestro amigo en medio de la alegría de saludarlo, nuestra mano pasaría derecho
a través de su cuerpo, y podríamos, en cualquier momento que lo deseáramos, intercalar
nuestro propio cuerpo con el suyo o el de cualquiera otro sin inconveniente para nosotros o
ellos. Aquí en el mundo físico tal cosa sería, por supuesto, imposible. Aquí todo es rígido y
sólido, comparativamente hablando, pero es esta misma cualidad la que imparte valor al
mundo físico como escuela de pensamiento recto y exacto, porque eso es lo que es, como ha
sido explicado en el Concepto Rosacruz del Cosmos.
Allí fue dada la ilustración de cómo un inventor puede dar forma en su pensamiento, con la
materia mental, a una máquina que está destinada a hacer un cierto trabajo. La máquina que ha
visualizado así tiene ruedas que giran perfectamente y la cosa entera trabaja fácilmente, pero
cuando pone sus ideas en el papel para que los obreros puedan ejecutar su diseño, es probable
que encuentre que son necesarias alteraciones a este plan, y más tarde, cuando las ruedas de
hierro y acero, tengan forma física, es completamente probable que alguna de ellas frote contra
la otra y no puedan ser puestas en los lugares que había designado en su materia mental
porque esos lugares ya están ocupados por otras ruedas. Entonces es necesario que él remodele
su idea de tal manera que su máquina física le indique lo necesario, hasta que la tenga
funcionando correctamente. Así vemos que su pensamiento e idea son corregidos por los
errores que son demostrables en el mundo físico.
Si no hubiese habido mundo físico no habría tenido medios de corregir su errónea concepción
de lo que debía ser la máquina, y es muy importante que se aprenda a pensar precisa y
correctamente. En el futuro, cuando estemos suficientemente evolucionados, no trabajaremos
laboriosamente ni moldearemos las cosas con nuestras manos, sino que concebiremos la idea
de que lo que deseamos crear en nuestras mentes y luego hablaremos la palabra que le dará el
ser. Tampoco serán estas creaciones simples máquinas. Serán cosas vivientes. Por lo tanto, si
no aprendemos a pensar correctamente, crearemos monstruosidades que tendrán que ser
destruidas a causa de la maligna naturaleza que desarrollarían en cualquier espíritu que las
habitase.
Esto nos lleva a su pregunta acerca de la ética y de la moral. Se dice que "hermoso es lo que lo
hermoso hace", y también que “la belleza está solo bajo la piel”. Al mismo tiempo no puede
ser negado que el rostro es una expresión del alma. Todos nosotros hablamos de alguno que
tiene una buena cara, y de otros que tienen una expresión maligna, mostrando el poder del
pensamiento para dar forma a la carne de acuerdo con la moral y la ética de la persona. Por
consiguiente, estamos aprendiendo moral y ética aquí, y debemos aprenderlas con el fin de
saber cómo usarlas para moldear la forma y los rasgos de las cosas que creemos. Con objeto
de que lleguen a ser implementos efectivos y completos, sin embargo, nuestra moral y nuestra
ética deben ser intensificadas mil veces, así como hemos visto ya que es el caso del
pensamiento. El pensamiento es todopoderoso en sus propios reinos sutiles, pero es restringido
en su poder cuando trabaja con el material resistente del mundo físico. Similarmente la moral
y la ética también son restringidas. Sin embargo, están siendo desarrolladas por medio del
ejercicio, así como los músculos se desarrollan en forma similar, y no podría haber ejercicio si
no fuesen a usarse en un mundo de resistencia. Este es un proceso lento pero produce
eficiencia.
Si recuerda la ley de la mortalidad infantil, usted también recordará que los niños pequeños,
que mueren de un accidente o de otra infortunada circunstancia que les impidió vivir su purgatorio,
son llevados directamente al Primer Cielo y allí los seres compasivos les enseñan las
lecciones morales que debieron haber aprendido en su Purgatorio anterior. Supongamos que
una de las lecciones que un Ego tenía que aprender era simpatía, porque había sido cruel y
duro en su vida anterior. Tal vez había torturado a los animales físicamente o a los seres
humanos mentalmente, y encontró gran placer en hacerlo así. Tal niño pequeño sería entonces
llevado al Purgatorio a un tiempo en que un Ego de propensiones parecidas estuviese viviendo
allá expiando actos de crueldad. El cuerpo del niño sería entonces probablemente insertado en
el cuerpo de deseos del otro y entonces sentiría lo que él o ella sentirían -el sufrimiento de los
animales torturados por causa de su dolor físico, y los sufrimientos de sus víctimas humanas
por la angustia mental-. Así el niño tomaría muy rápidamente las lecciones que tenía que
aprender y estaría listo para renacer en un corto tiempo. Así es que tanto los mundos visibles
como invisibles desempeñan su parte en enseñarnos ética y moral, y no hay duda de que
ambos son indispensables, o de lo contrario los sabios seres que nos guían en el sendero de la
evolución, encontrarían otros medios de mayor eficiencia para enseñarnos las necesarias
lecciones.

***

del libro "Filosofía Rosacruz en Preguntas y Respuestas" Tomo Segundo, de Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario