jueves, 1 de abril de 2010

PREGUNTA Nro. 149 RESPONSABILIDAD DE LOS GOBERNANTES En una lección reciente se nos dijo que el Espíritu de Raza influenciaba a diferentes personas

PREGUNTA Nro. 149

RESPONSABILIDAD DE LOS GOBERNANTES

En una lección reciente se nos dijo que el Espíritu de Raza influenciaba a diferentes personas a
tomar parte en grandes movimientos mundiales. Si la parte tomada es injusta, ¿es la persona
responsable por ello? ¿Sufriría por eso?

Respuesta: Esta declaración fue hecha en la Sección para los Estudiantes correspondientes a
Septiembre, bajo el título: “Nuestro Gobierno Invisible”, en la cual se dijo que los divinos
Jerarcas que guían la evolución desde el mundo invisible siempre encuentran un Ego fuerte, ya
sea para lo bueno o para lo malo, y lo usan cuando el progreso demanda la caída de una
antigua nación o la elevación de una nueva. Sin embargo, sería imposible indicar a un espíritu
de una naturaleza brutal y tiránica a jugar una parte noble y de auto sacrificio. El no podría
cambiar su carácter en una noche, como tampoco podría el leopardo cambiar sus manchas, y
viceversa, un Espíritu de noble naturaleza no consentirá en hacer el papel de un tirano o autócrata.
Cada uno actuará en armonía con su naturaleza básica, y de aquí que los divinos Jerarcas
siempre eligen a alguien cuyo carácter se ajuste a la parte que ellos desean que tome en las
futuras crisis, y le colocan en tal posición que tiene el poder de llevar a cabo sus designios, ya
sea para bien o para mal. Por esa razón él se hace, al menos en parte, responsable de sus actos
y de las consecuencias de éstos. Si hace el bien, por sus actos de nobleza, justicia y altruismo
ayuda a una nación a elevarse, guiándola a través de las rocas y bancos de arena de su
infancia, como lo hizo Jorge Washington, por ejemplo, entonces gran honor y gloria serán
suyos, naturalmente, en alguna vida futura, en la cual le será dado dominio sobre los demás
para que él pueda ayudarlos. Por el contrario, si juega el papel de un Nerón provocando la
decadencia de un gran imperio, haciendo como se dijo de uno de los reyes de Israel "el mal
con ambas manos vorazmente", naturalmente que resultarán aflicción y sufrimiento. Él
probablemente no puede sentir todo el dolor que infligió, como tampoco un Jorge Washington
puede recibir todo el gozo que ha procurado a los millones de personas que se han beneficiado
a través de su sabiduría y altruismo, pero cada uno recibirá ciertamente tanto como es posible
darle, o de todos modos tanto como se requiere para convertir al uno en un buen hombre y al
otro en un hombre mejor.

***

del libro "Filosofía Rosacruz en Preguntas y Respuestas" Tomo Segundo, de Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario