sábado, 3 de abril de 2010

PREGUNTA Nro. 117 ESCAPADAS DIFÍCILES ¿Puede usted explicarme la forma precisa en que la astrología influye en las humanas acciones?

PREGUNTA Nro. 117

ESCAPADAS DIFÍCILES

¿Puede usted explicarme la forma precisa en que la astrología influye en las humanas
acciones? Parece extraordinario que aunque el horóscopo de un hombre contiene evidencia de
muerte violenta, pueda tener notables escapadas milagrosas. Por ejemplo, en la presente guerra
europea hay muchos ejemplos de hombres que se exponen muy temerariamente en medio de
toda una granizada de balas y con todo regresan ilesos. Había un general francés tan grueso
que escasamente podía caminar, que se sentaba en una silla de campaña fuera de las trincheras
y allí se estaba durante largos ratos. Nunca le pasó nada. También un aviador británico voló
muy bajo sobre las trincheras alemanas, y observadores competentes dicen que aunque le
fueron disparadas miles de granadas por espacio de diez minutos, ni una le tocó. ¿En qué
misteriosa forma es conferida por las influencias estelares semejante protección?


Respuesta: Los astrólogos que han investigado los horóscopos de un gran número de víctimas
de accidentes como las del "Easfland" y el "General Slocum" han podido encontrar serias
aflicciones en el horóscopo de las mismas, y uno de los astrólogos europeos, cuyo nombre
creemos que es “Sepharial” comparó recientemente el horóscopo de cuarenta personas
muertas en el campo de batalla en el mismo momento. El resultado demostró severas
aflicciones en cada caso, y es igualmente cierto que cualquiera que tenga una escapada
milagrosa debe estar bajo buenas influencias en ese momento.
Un estudio de los horóscopos natales revela el hecho de que mientras que ciertas personas son
inmunes a los accidentes, toda la vida, otras parecen sujetas a ellos a cada momento. Una
tercera clase tendrá muchas escapadas difíciles desde la cuna hasta la tumba. En el Concepto
Rosacruz del Cosmos citamos el caso de un hombre que pertenecía a la clase que siempre está
encontrándose con accidentes. Esta persona no era, desde ningún punto de vista, un hombre
temerario o poco cuidadoso de sí mismo. En una ocasión se hizo daño al subir a un coche. En
otra ocasión citada en dicho libro, en la que viajaba en un tranvía, no pudo ser culpado por la
desgracia que le aconteció. Sin embargo, ambos accidentes y otros, fueron predichos muy
claramente en su horóscopo. Posteriormente se vio que esto fue el resultado de un destino
inexorable, porque el que escribe le había advertido y pronosticado la fecha exacta del
accidente ferroviario meses antes. El pobre hombre estaba ansioso por escapar y se había
quedado en casa el día anterior, creyendo que aquel era el día fatal. Después se halló que él
había confundido la fecha y por lo tanto sufrió las consecuencias.
En otra ocasión el que escribe predijo un accidente a un hombre de la clase que siempre
escapa. Si no nos falla la memoria, este hombre tenía Leo saliendo, y el Sol, que regía, el
Ascendente, en la casa octava en cuadratura con Saturno. Júpiter estaba trino al Sol y al
Ascendente. Así es que era evidente que este hombre estaría a punto de perder su vida muchas
veces, pero escapando siempre. Sin embargo, en el año 1906 ó 1907 hubo un eclipse de Sol
dentro de órbita de uno o dos grados de su Sol radical, y también algunas aflicciones menores.
Se creyó que esto sería el término de su vida, pero no lo fue. En el día que señaló la
predicción, tropezó en medio de la calle y un pesado automóvil de turismo se le echó encima.
Fue detenido a una pulgada de su cuerpo, de modo que el benéfico rayo de Júpiter había de
nuevo vencido al siniestro Saturno. Hasta donde sabe el que escribe, el hombre vive todavía y
ha escapado probablemente de la muerte muchas veces desde entonces.
Deben haber configuraciones similares en los casos mencionados por nuestro amigo. Tales
personas tienen una vida encantada, y no hay otra explicación que dé una solución
satisfactoria para el problema, excepto que los rayos estelares son fuerzas poderosas en
nuestras vidas.
Y tampoco debería esto sorprendernos si consideramos que las estrellas son los cuerpos
vivientes y vibrantes de grandes inteligencias que son los Ministros de Dios. Si un equipo
eléctrico sin hilos, hecho con manos humanas pueden enviar ondas a miles de millas en el
espacio y allí mover una palanca, dar luz a una lámpara u operar una llave telegráfica de
acuerdo con la voluntad del operador, ¿por qué ha de ser imposible que la energía dinámica de
tan grandes Espíritus envíe por todo el universo rayos de fuerza o potencia capaz de operar a
muchos millones de millas de su fuente? Sea que lo comprendamos, o sea que lo creamos, el
hecho permanece, sin embargo, y todo lo que los escépticos necesitan hacer para hallar
evidencia de lo que antecede es observar los movimientos de la Luna y Marte.
Estos dos planetas juegan una parte muy considerable en la actualidad, porque la gente se ha
permitido ceder a sus impulsos durante los dos últimos años. Es cierto que nosotros fortalecemos
nuestros caracteres dominando nuestras estrellas y fortificándonos contra sus
impelentes influencias. También es un hecho que entre más fácilmente nos entreguemos a
ellas una vez, más poderosamente sentiremos sus influencias la próxima.

***

del libro "Filosofía Rosacruz en Preguntas y Respuestas" Tomo Segundo, de Max Heindel

No hay comentarios:

Publicar un comentario